IQNA

13:11 - March 02, 2018
Noticias ID: 3502328
IQNA oficina central informa desde Teherán, capital de la República Islámica de Irán.

El gran místico Hach Mola Hadi Sabzvari, el gran filósofo de Oriente, se esforzó por revivir la filosofía islámica y alta sabiduría durante muchos años y, al mediante la purificación, compilación y ordenamiento de importantes cuestiones filosóficas, se convirtió en una fuente del camino de los campos científicos y académicos de Irán y el mundo.

Desde el comienzo de la historia, la tierra antigua de Irán ha desempeñado un papel importante en el desarrollo y la sostenibilidad de la ciencia, especialmente de las humanidades. En el enorme océano de la ciencia persa, sin duda, la filosofía y la sabiduría islámicas tienen un lugar importante, de tal forma que los grandes filósofos musulmanes de Irán brillan como estrellas en el firmamento de la sabiduría y el conocimiento. El gran místico y filósofo de Oriente, Hach Mola Hadi Sabzevari, durante años, se esforzó por revivir la filosofía islámica y alta sabiduría y, al mediante la purificación, compilación y ordenamiento de importantes cuestiones filosóficas, se convirtió en una fuente del camino de los campos científicos y académicos de Irán y el mundo.

Hach Mola Hadi Sabzvari, conocido como Hakim Sabzvari, fue un gran filósofo chií, nacido en 1212 de la hégira lunar en Sabzevar, donde vivió 10 años. Su padre, Hach Mirza Mahdi, fue una persona devota y muy querida. Hakim Sabzevari tenía ocho años cuando empezó a estudiar ciencias primarias con un grupo de estudiantes y, no pasó mucho, para que se uniera a las clases superiores. Al principio de su juventud, aprendió literatura árabe y luego viajó a Mashad para continuar sus estudios en el centro teológico de esta ciudad iraní. También cursó estudios en el centro teológico de Isfahán. Allí permaneció ocho años. Durante ese tiempo, renombrados eruditos le transmitieron sus conocimientos en ciencia y sabiduría, abriendo así en la vida de Mola Hadi nuevos horizontes. Después, Mola Hadi, en 1242 de la hégira lunar, regresó a Mashad y se dedicó a la enseñanza. El filósofo francés Josep Arthur de Gobineau, sobre Hakim Sabzvari, dice: "Su reputación se ha vuelto tan famosa que muchos estudiantes de India, Turquía y Arabia Saudí han ido a Sabzevar para aprovechar de su clase y están estudiando allí".

Parece que Mola Hadi Sabzevari no tenía una escuela independiente de filosofía, sino más específicamente, explica y describe la teoría filosófica de Mola Abdul Razaq Lahiji y Molasadra, pero su colección, que es una de sus obras más importantes, es el libro más completo que cubre un curso completo de la lógica y la sabiduría. En el libro de Hakim Sabzevari, en la sección sobre sabiduría, denominada "Qarr al-Fareed", tal como su caracterizada forma de explicar, escribió más de mil fragmentos de poesía sobre sabiduría y examinó los temas importantes de la filosofía. Además, esta sección tiene conceptos filosóficos muy precisos, de tal forma que se ha descrito en detalle después de su finalización. La otra parte del libro versa sobre lógica, bajo el nombre de "Alaliy Montazma". En esta sección, una compilación de los debates más precisos de la lógica, en poesías sobre 300 rimas en idioma árabe, ha expresado los dilemas de esta ciencia, y dado que estos poemas también son muy complejos y precisos, después de completar su poesía, él describió los versos que luego se publicaron con el nombre de "Alaliy Montazma".

El profesor Izutsu escribe sobre este sabio, místico y gran poeta del mundo islámico: "Hach Mola Hadi Sabzevari es un pensador y su obra más famosa es ‘Poemas y su descripción’. Él, por unanimidad, fue el mayor filósofo iraní en el siglo XIX. Al mismo tiempo, él era el primero entre los maestros y grandes de esa época". El profesor Motahari también escribe: "Hach Mola Hadi, Sabzevari, después de Molasadra, es el sabio más famoso del siglo tres o  cuatro... Su reputación se ha extendido por todo Irán y fuera de Irán. Los buscadores de la sabiduría, corrían hacia él de todas partes. La ciudad de Sabzevar, por la existencia de este gran sabio, se convirtió en un centro científico de los buscadores por excelencia de la sabiduría divina. Hakim Sabzevari era un escritor hábil y de voz suave que enseñaba con  pasión. Además de los puestos científicos, disfrutó de buen gusto. Todo esto hizo que sus discípulos le brindaran gran consideración. En cuanto al atractivo del maestro y del estudiante, Hakim Sabzevari es único. Algunos de sus estudiantes, tras haber pasado unos 40  años después de la muerte de Hakim Sabzevari, lo recuerdan con lágrimas de emoción".

En un año, cuando Mola Hadi visitó la Caaba, la Casa de Dios, después de finalizar su peregrinación, por mar, entró en Bandar Abbas. Ahí, considerando que las carreteras no eran seguras, cambió de opinión y en vez a ir a Sabzevar y se quedó en Kerman. Por mucho tiempo trabajó como empleado en la escuela de Kerman sin presentarse ante nadie como el sabio que era, y los estudiantes creían que era un servidor de la escuela, de tal forma que día y noche estuvieron con él, sin saber que era un grande hombre y un gran científico. Durante mucho tiempo, sirvió a los estudiantes sin que nadie supiera que él era el mismo sabio Sabzevari. Poco a poco la iluminación de aquella joya preciosa no pudo ocultarse ante los estudiantes. No pasó mucho tiempo y el nombre de este profesor salió a relucir y los eruditos que lo consideraban sirviente, se dieron cuenta que trataban con un profesor de alto rango y conocedor de diversas ciencias.

Mola Hadi Sabzevari tenía un jardín de uvas, cuyo producto cosechaba cada año durante la temporada. Primero, daba una parte a los necesitados y luego invitaba a sus amigos y estudiantes de teología a disfrutar de la cosecha. En otras palabras, el gran sabio y escritor filosófico iraní llevaba una vida simple, usaba sus bienes e ingresos y donaba el resto. El sabio Sabzevari consideraba correcta la asociación entre los pobres y sus compañeros con otras clases de la sociedad. Él vivía de manera sencilla sin prestar atención a los nobles, incluso al rey.

Nasser-al-Din Shah visitó Jorasán, como de costumbre, todos le iban a verlo para darle la bienvenida. En su camino llegó a Sabzevar. Allí, las clases generales lo acogieron y lo visitaron: solo uno que, con el pretexto del aislamiento, se negó a recibirlo, este era el conocido filósofo y místico Hach Mola Hadi  Sabzevari. Por ironía, la única persona que el shah consideraba ver en su visita a Jorasán era justamente el Hach Mola Hadi  Sabzevari, quien había gradualmente encontrado fama popular en todo Irán y que había formado un gran centro teológico en Sabzevar. Un día, al mediodía, el rey fue a la casa de Hakim sólo con un sirviente. Era una casa pequeña con muebles muy simples. El rey dijo: "Cada bendición que nos da Dios, necesita un agradecimiento, el agradecimiento de la bendición de la ciencia es la enseñanza y la guía; el agradecimiento de la bendición de la propiedad es el apoyo, y el agradecimiento de la bendición del reinado, por supuesto, es abastecer las necesidades del pueblo así que yo quiero que me pidas algo, ¿qué puedo hacer por ti?". Mola Hadi respondió: "no quiero nada". El rey, entonces, dijo: "Escuché que tienes un terreno agrícola, permíteme ordenar que esa tierra esté exenta de impuestos". Hajj Mola Hadi respondió: "La oficina de impuestos del gobierno tiene la función de recoger todos los impuestos de lo que obtiene en cada ciudad y la base de esto no está sujeta a ninguna modificación. Si no se pagan impuestos en esta ciudad, no completará el monto que tiene que recolectar de Sabzevar. El rey no estará satisfecho de que mi alivio, o mi exención de impuestos, se imponga a los huérfanos y las viudas".

Nasser al-Din Shah, entonces, dijo: "Quiero comer tu comida hoy y comer la misma comida todos los días, ordenaré que te traigan el almuerzo". Entonces Hakim puso su comida enfrente del rey: Un plato de madera, en el que se veían algunos pedazos  de pan y algo de sal. Luego le dijo al rey: "Coma pan que es halal, es de mi propio cultivo". El rey comió una cuchara, pero no se acostumbró a esa comida y no siguió comiendo y prefirió llevarse algunos  panes. Después de un tiempo, el rey dejó al sabio con un mundo de sorpresa.

Sabzevari, en su vida, dejó docenas de interesantes libros; obras que ahora, después de haber transcurrido dos siglos de la muerte de ese erudito sabio, son valoradas en los círculos de la ciencia y el conocimiento y ayudan a profesores y eruditos en los campos de la sabiduría y la religión. La colección de temas de lógica y filosofía, hoy llamada “La descripción del sistema Sabzevari”, además, de evidenciar la amplitud ilimitada del conocimiento de Hajj Mola Hadi Sabzevari en el campo de la sabiduría, la lógica y la filosofía, pone de relieve la habilidad de Hakim en literatura persa y árabe. Desde el inicio de sus  escritos, la poesía ha sido una de las mejores formas de expresar su alta sabiduría. Otras obras de Hadi Sabzevari  se titulan Asrar al Hakam, Asrar al Ebad, y al-Jaber y al-Eqtiar.

Hakim Sabzevari se despidió en la víspera del vigésimo octavo día de Zi al-Haje en el año 1289 de la hégira lunar, llenando de luto a la comunidad musulmana y los campos científicos. En un cortejo fúnebre con la participación de sus grandes amigos y discípulos, el cuerpo puro de Hakim fue enterrado en las afueras de Sabzevar, en la llamada Puerta de Neishabur, también conocida como la Puerta de Zand.

Derechos reservados © 2017. Todos los derechos pertenecen a la Agencia Internacional de Noticias Coránicas (IQNA).

www.parstoday.com/es/radio/iran-i50273-gran_fil%C3%B3sofo_de_oriente_hach_mola_hadi_sabzevari/


 

Nombre:
Correo electrónico:
* Comentarios: