8:44 - October 02, 2017
Noticias ID: 3501881
IQNA oficina central informa desde Teherán, capital de la República Islámica de Irán.
Ashura, la gran epopeya inmortal

En términos de alcance geográfico y duración del evento, quizás pueda decirse que ninguna revolución en la historia islámica ha sido la más pequeña y la más corta que el incidente en Karbala. Sin embargo, este suceso es el más grande, es el más sorprendente e influyente en la historia del Islam.

En este acontecimiento, todas las tropas del Imam Hussein (la paz sea con él) y sus 72 compañeros, lucharon ante una tropa de 30.000 soldados armados hasta los dientes.

Karbala, está ubicado en Irak. En esta pequeña región geográfica, llegaron a su fin todas las bellezas, grandezas y deseos de la vida humana.

El acontecimiento más grande de la historia se formó al amanecer, cuando el sol asomaba sobre Karbala. Por la mañana, el Imam Hussein, después del rezo de la mañana, organizó su ejército, dividió su pequeño campamento de setenta y dos personas. Designó a Zuhayr ibn Qayn para dirigir el flanco derecho, a Habib ibn Muzahir para dirigir el flanco izquierdo. Los compañeros del Imam Hussein eran 32 jinetes y 40 infantes. El ImamHussein iba sobre su caballo Zuljenah.

El Imam Hussein llamó a la gente a unirse a él por amor a Dios y a defender a la familia del profeta Mohamad (saludos sean para él y sus descendiente). Su discurso convenció a Hurr ebn Yazid el comandante de las tribus Tamim y Hamdam que había parado al Imam Hussein en su viaje, y abandonó a ibn Saad y galopó con el pequeño ejército del Imam Hussein.

En el otro lado, Yazid había enviado a Shimir (su comandante en jefe) a reemplazar a Omar ibn Saad como comandante. Reorganizó el ejército y, por la tarde, supo que su famoso general Hurr y su hijo habían desertado y se habían ido con el Imam Hussein.

El Imam Hussein había realizado grandes esfuerzos para evitar la batalla y la masacre de los musulmanes, e intentó todo lo posible para prevenir la guerra y no culpar a nadie. Pero el enemigo, que estaba orgulloso de su enorme ejército no aceptaba nada. El Imam Husein en Ashura también envió a algunos de sus seguidores al ejército enemigo para hablar con ellos y expresar sus verdades y hechos rechazando el mal y la matanza. Él defendía repetidamente al adversario del enemigo y, al expresar sermones sinceros, los invitaba a mantener la calma y al no derramamiento de sangre, pero según el Imam, los indignos no comprendían ni escuchaban la verdad. Permanecieron distraídos y desorientados, insistiendo en el comienzo de la guerra.

Omar bin Saad comenzó formalmente la guerra lanzando una flecha contra la tropa del Imam Husein, y alentó a sus invencibles fuerzas a luchar e invadir. En un corto periodo tiempo, los dos ejércitos se acercaron y enzarzaron en una cruenta batalla. En esta lucha se produjo la maravilla de la historia y se derrumbaron las ecuaciones militares y la lucha de un ejército de menos de cien hombres, algunos de los cuales eran adolescentes o ancianos, contra decenas de miles de soldados. Este pequeño ejército, con valentía, defendió y salvaguardó toda su dignidad y existencia, sus creencias y principios religiosos y políticos, y no se dejó derrotar por el enemigo. Los compañeros leales al Imam Hussein, fueron un claro ejemplo de esta palabra de Dios diciendo: "Los compañeros del profeta son tercos contra los incrédulos y son bondadosos unos a otros". En Karbala, los corazones de los seguidores del Imam estaban llenos de amor por Dios y amor por el Imam Hussein. Por lo tanto, en esas duras condiciones, su pureza y sostenibilidad son sin precedentes en la historia del mundo.

Un filósofo alemán llamado Marbin en su investigación sobre el Imam Hussein dice: "En la historia humana solo ha existido una persona que ha dado su vida para propagar la religión, y es el Imam Hussein".

Los compañeros del Imam han sido gloriosamente martirizados, con su férrea valentía hicieron fracasar al enemigo. El enemigo pensó en un principio que el pequeño ejército del Imam Hussein, sería rápidamente derrotado en el primer enfrentamiento, y la caída de Karbala sería fácil, pero después de luchar contra ellos, se dieron cuenta de que se enfrentaban a una montaña de fe y creencia, y no era fácil eliminarlos. Los partidarios del Imam Hussein (la paz sea con él) desde la mañana hasta la noche de Ashura continuaron la batalla y aguantaron el levantamiento del Imam Hussein hasta la última gota de sangre.

El enorme ejército enemigo poco a poco se fue desintegrando y la batalla se convirtió en una lucha individual. Porque las tropas de Omar bin Saad que llegaron a enfrentarse con el Imam Hussein, muchos no se atrevieron a pelear con el nieto de Profeta del Islam y otros lo hicieron con renuencia y fuerza. Por esta razón, muchos fueron desterrados o fueron abatidos durante la lucha general y la invasión general, pese a ello no logró hacer retroceder las malas intenciones de Omar Ibn Saad.

Cabe decir que el acercamiento al confinamiento solitario también era bueno para el número bajo del Imam Hussein. Porque en este caso, cada uno de los compañeros del Imam habría sido capaz de luchar contra varios enemigos sin motivo y poner al enemigo en una posición pasiva. Esto llevó a una prolongada lucha. Los partidarios del Imam Hussein, algunos con el fin de defender a quien su Profeta lo llamó el líder de los Jóvenes del Paraíso, y con fe y creencia firmes se les permitió pelear y entrar en la escena, y después de una feroz batalla, honraron su vida con el martirio.

El día de Ashura, los hombres del Imam Hussein, crearon escenas únicas de amor y dignidad. Cada uno avanzaba al campo de batalla junto al Imam Husein. Aseguraban que, si tuvieran varias vidas, la sacrificarán por el Imam Hussein y por su santo propósito. Cuando uno de ellos entra en el campo de batalla, y lucha tenazmente contra el enemigo de su fe y resistencia, y defiende valentinamente al Imam Hussein. Sin embargo cae herido, al llegar el Imam Hussein junto a su cuerpo ensangrentado le pregunta al Imam en los últimos momentos de su vida: querido Imam Husein ¿Estás satisfecho conmigo? Y el Imam Hussein le asegura que su compañerismo no tiene el mismo tipo de lealtad y creación épica.

El movimiento del Imam Hussein, junto con la racionalidad y la conciencia, se llevó a cabo para proteger la dignidad del hombre y la religión del Islam. Este movimiento estaba lleno de grandes valores morales y humanos. Por lo tanto, con el pasar de los siglos, este levantamiento del Imam Hussein y el sangriento movimiento de Karbala se consideran inmortales, y el nombre y la memoria de este sacrificio épico siempre brillaran eternamente en el alma y la historia. El Imam Hussein es la verdad eterna en el espejo existencial, que será recordado eternamente, y su movimiento, será como una bandera izada en la historia. El martirio del Imam Hussein en el Día de Ashura, en defensa de la verdad y justicia, ha creado una historia de amor magnífica y duradera en la historia, y alienta a los musulmanes y a todas las personas libres a conmemorar esta gran epopeya.

De hecho, la Ashura de hoy es la unidad y la armonía de las naciones islámicas. En estos días, parece que los musulmanes han recuperado la solidaridad en una sinfonía grande y armoniosa, todos juntos, gritan el lema de la verdad y la perseverancia contra la opresión En estos días, como si los musulmanes, en una sinfonía grande y armoniosa, recobraran su cohesión, todos ellos juntaron un eslogan de verdad y perseverancia contra la opresión.

Damos el pésame por el martirio del líder de los jóvenes de los mártires del paraíso, a todos los musulmanes y sus seguidores fieles.

Derechos reservados © 2017. Todos los derechos pertenecen a la Agencia Internacional de Noticias Coránicas (IQNA).

http://parstoday.com/es/radio/uncategorised-i42819-ashura_la_gran_epopeya_inmortal

Nombre:
Correo electrónico:
* Comentarios: