IQNA

TEHERAN (IQNA) - Expertos de la ONU dicen que cerca de un millón de musulmanes en la región china de Xinxiang, la mayoría de los cuales pertenecen a minorías uigures y kazajas, están recluidos en una red de los llamados "campos de reeducación".

Los hijos de estos musulmanes son separados de sus padres y enviados a grandes internados.